Blog

Administrador de fincas

Un Administrador de Fincas es un profesional que aún siendo autónomo debería estar colegiado ya que su trabajo está ligado a una serie de normas colegiales para garantizar su eficiencia, resolviendo responsablemente las funciones que se le encarguen en cada trabajo, dentro de sus funciones podríamos destacar la administración de las comunidades de propietarios, encargándose de los bienes de la misma y de cumplir con todas las ordenanzas municipales y legalidad de la comunidad en todas las situaciones que se le presenten a la misma.

Administrador de fincas

Es muy importante la gestión responsable de las propiedades inmobiliarias ya sean urbanas o rústicas, así como saber obtener rendimiento de las mismas en beneficio de los propietarios, siempre actuando dentro de la legalidad de forma profesional y correcta, adecuando  y enfocando siempre esta gestión para conservar y asegurar el funcionamiento de dichas propiedades para el interés de las personas que las habitan.

¿Que nos ofrecen?

Asesorar a sus clientes en temas inmobiliarios, ya sean venta o compra de propiedades inmobiliarias, alquileres, traspasos y todo el papeleo que esto supone, registros, notarios, impuestos, etc.

Rehabilitaciones de edificios, comunidades, locales, aseroramiento juridico en caso de morosidad, desacuerdos en juntas, etc.

Contratación y mediación entre comunidades y trabajadores de mantenimiento, como ya dijimos en otras ocasiones, todo lo fundamental para que nuestra propiedad funcione correctamente y no nos ocasione dolores de cabeza de ningun tipo.

Por todo esto y mucho más podemos decir que las funciones de un administrador de fincas abarcan todos estos aspectos y muchos más Gerencia, gestión, contabilidad, mediación, representación, asesoramiento, etc.

Dada la cantidad de labores que lleva a cabo un buen administrador de fincas en Jatrian, contamos con nuestro propio servicio a administradores de fincas, con la intención de ayudar y agilizar en las multitud de tareas que un buen profesional realiza dentro de su comunidad. Ayudando no solo desempeñando un buen trabajo de campo, si no incluso colaborando en trabajos de oficina con ellos.

¿Que queda por nuestra parte?

De este modo, conociendo las labores que corresponden a un buen administrador de fincas, los propietarios solo deben asegurarse de que la comunidad funciona correctamente, que se cumplen todas las normativas, que los trabajadores de la comunidad de propietarios están satisfechos, al igual que ellos mismos. Acudir a las juntas para estar bien informado de que todo marcha como debe y exponer cualquier reticencia que tengamos respecto al funcionamiento actual o ideas para mejorar lo que fuera necesario si no estamos conformes con el funcionamiento de la comunidad.

Aunque un buen administrador de fincas nos evite muchísimo trabajo a los propietarios, nosotros somos los que debemos ser responsables del funcionamiento de nuestra comunidad, los que tenemos la palabra final en las contrataciones, elegimos al presidente, y éste al ser nuestro representante legal, debe ser el que se responsabilice, de las cosas que ocurran en la comunidad y no estén dentro de las actividades para las que se contrató al administrador de fincas, como asegurarnos de que los morosos paguen, que no se hagan obras sin licencia en el edificio, etc.

Tener un buen administrador de fincas nos aligera el trabajo y la responsabilidades con nuestra comunidad, pero no nos exime de todo. Más información en:

Servicio a administradores | Jatrian S.L. & Reformas Ruiz

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.