Blog

Las bajantes de un edificio, una obra fundamental

Bajantes

Las bajantes de los edificios, a pesar de ser fundamentales para el correcto funcionamiento de los mismos (y de los servicios básicos que se ofrecen en su interior) resultan ser las grandes instalaciones desconocidas por la mayoría de personas que conviven en los bloques de viviendas. Por lo tanto, si queremos que los vecinos vivan de manera cómoda y sin problemas, debemos conocer qué son y cómo funcionan estas instalaciones.

La gran pregunta es ¿sabríais decirnos que son las bajantes de una edificación? Pues sí, se trata de un elemento común de cualquier edificio dónde viven varios vecinos, pero que a la vez son usadas por cada persona, en un determinado momento, y de manera particular.

Siendo claros y concisos, se puede decir que la bajante de un edificio es la tubería de desagüe que recoge las aguas residuales del propio edificio, y que lleva las mismas hacia un punto fuera de la propia edificación. Volvemos a comentar que se trata de un elemento común, por lo que su mantenimiento corresponde a las comunidades de vecinos.

Sí, las bajantes son elementos imprescindibles

Bajantes

Sin olvidar que se trata de una tubería que sirve para evacuar las aguas fecales, es evidente que podemos calificar las vacantes como un elemento imprescindible de cualquier edificio o vivienda.

También es cierto que tenemos que preocuparnos de que siempre funcione correctamente, y de que su estado en todo momento sea de válido. En el caso de que sufra alguna rotura, o simplemente funcione de mala manera, podría llegar a provocar daños. No solo a los vecinos de otras zonas, sino también a los propios residentes del edificio.

No hay que olvidar que este elemento viene recogido en el artículo 396 del Código Civil como un elemento común de los edificios:

El suelo, vuelo cimentaciones y cubiertas; elementos estructurales y entre ellos los pilares, vigas, forjados y muros de carga; las fachadas, con los revestimientos exteriores de terrazas, balcones y ventanas, incluyendo su imagen o configuración, los elemento de cierre que las conforman y sus revestimientos exteriores; el portal, las escaleras, porterías, corredores, pasos, muros, fosos, patios, pozos y los recintos destinados a ascensores, depósitos, contadores, telefonías o a otros servicios o instalaciones comunes, incluso aquéllos que fueren de uso privativo; los ascensores y las instalaciones, conducciones y canalizaciones para el desagüe y para el suministro de agua, gas o electricidad, incluso las de aprovechamiento de energía solar, etcétera.

¿Qué tipos de problemas pueden llegar a dar las bajantes? Los inconvenientes son variados. Hay que destacar atascos, roturas, elementos que dificulten el paso del agua, o desgaste de la propia tubería. Cada problema tiene su solución correspondiente, por lo que es más que recomendable que, ante cualquier duda, consultar a un profesional que pueda realizar las reparaciones correspondientes, en el caso de ser necesario.

Cómo ayuda Jatrian en este tipo de elementos

Teniendo en cuenta que las bajantes son un elementos común imprescindible en las comunidades de vecinos y sus edificios, en Jatrian tenemos bastante experiencia, la cual nos facilita reparar este tipo de tuberías de forma rápida. Podéis contactarnos, en el caso de tener alguna duda.

Recordad que en Jatrian estamos especializados en diferentes servicios, como obras de albañilería, fontanería, etc.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.