Blog

Decoración e interiorismo

Quizás todos nos hacemos la misma pregunta a la hora de plantearnos una reforma en el hogar, ¿que es mejor un decorador o un interiorista?, ¿son lo mismo? Si entendemos un poco de la materia sabremos que no, y aunque ambas profesiones están ligadas, no son lo mismo, pero un interiorista debe tener nociones de decoración y un decorador debe entender de interiorismo. Y aunque ambas profesiones se dan la mano, no son lo mismo. A continuación, hablamos de las diferencias entre decoración e interiorismo.

Decoración e interiorismo

Todos, desde tiempos inmemorables, podríamos decir que incluso desde la prehistoria, tenemos la necesidad de hacer de nuestra morada un lugar acogedor, viéndolo bonito y funcional, según nuestras necesidades y cómodo, es lo que podríamos traducir como convertir nuestra casa en nuestro hogar, ya sea con pinturas en las paredes, o vistiéndolas de azulejos. La creatividad con la que nacemos, y se va desarrollando con el paso de los años, nos hace valorar mucho el aspecto de los sitios donde habitamos.

A pesar que todos somos muy creativos desde la mas tierna infancia, a la hora de acondicionar una vivienda o un espacio de trabajo, viene muy bien el asesoramiento de un profesional, que siempre contará con la experiencia y los recursos adecuados, para ofrecernos más y mejores ideas acordes a nuestros gustos y necesidades, ahora viene cuando nos hacemos la pregunta clave, que profesional necesito, ¿un interiorista o un decorador? Pues todo depende de las pretensiones que tengamos para ese espacio que vamos a reformar.

¿Cuales son las diferencias entre decoración e interiorismo?

El arte de la decoración, yo creo que cuando hablamos de decorar, mas que de un trabajo, podemos hablar de un arte, porque hay verdaderas obras de arte convertidas en viviendas, o mejor dicho en hogares, un decorador juega con la luz de los espacios, adaptando todos los materiales con los que cuenta, la disposición del mobiliario, vestir esas estancias y conseguir armonía entre tejidos y materiales, ordenando todo y con ello dándole un estilo totalmente distinto a una habitación sin modificar su estructura. Por otro lado si contamos con un interiorista, podremos crear el espacio, modificando no solo la distribución de los muebles o materiales con los que cuentas, si no eliminando o añadiendo paredes, cambiando incluso los  materiales, un decorador estudia el espacio del que dispone, un interiorista crea nuevos espacios.

Por lo tanto ya sabemos la diferencia entre una profesión y la otra, aunque las dos tienen como objetivo común sacar el máximo partido a un espacio, aprovechando las ventajas del mismo y acabando o disminuyendo las desventajas del mismo, no poseen los mismos recursos, ni trabajan de la misma forma ni con las mismas herramientas. El objetivo del interiorismo es mejorar el entorno a reformar, no solo teniendo en cuenta la estética del lugar, además lo convertirá en un espacio funcional, aprovechando al máximo los recursos naturales y los metros. Un interiorista se encuentra a medio camino entre un arquitecto y un decorador, y un decorador, aprovechara el espacio del que dispone, dándole un enfoque distinto, según los gustos del propietario y sus necesidades.

¿Quieres saber más acerca de nuestro servicio de interiorismo y decoración?, haz click en el siguiente enlace:

Interiorismo y Decoracion | Jatrian S.L. & Reformas Ruiz

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.