Blog

Tipos de fugas de agua y cómo detectarlas

Fugas de agua

Las fugas de agua son uno de los problemas más graves que podemos encontrar en nuestra vivienda. Esto es debido a que se trata de un líquido con una densidad suficiente como para colarse en una gran cantidad de agujeros, provocando a su vez mayores daños. Desperfecto que, si son descuidados y no se arreglan con la mayor brevedad posible, resultarán en nuevas averías e inconvenientes en las construcciones. Incluso, en determinados casos, darán lugar a la necesidad de efectuar reformas.

Existen varios tipos de fugas de agua, algunas de ellas bastante comunes hoy en día. Generalmente, y dependiendo de la zona en la que esté presente la fuga de agua (por su visibilidad, o por el hecho de ser subterráneas), podemos clasificar este tipo de inconvenientes por su sonido, el volumen que tienen, la humedad y la presión.

Vamos a echarle un vistazo a las fugas de agua que más encontraremos en nuestras viviendas.

Clasificación de las fugas de agua

Fugas de agua

En cuanto a la clasificación de las fugas de agua, en primer lugar vamos a centrarnos en aquellas que son invisibles y que, por lo general, no emiten ruido y son silenciosas. Normalmente las encontraremos entre los muros y suelos. Esto provoca que sean difíciles de encontrar con el uso de un equipo acústico. En estos casos, utilizar un equipo especializado puede llegar a ser una gran idea.

Las denominadas fugas de alto volumen o ruidosas son las que más daño hacen en menos tiempo. Se trata de fugas de agua que emitirán grandes cantidades de líquido, provocando charcos o inundaciones. Por supuesto, afectarán al equipamiento que esté cerca. No hay duda de que suelen emitir bastante ruido y mucha agua, por lo que es suficiente utilizar el equipo adecuado para detectarlas.

Finalmente, existen las llamadas fugas de humedad, que además son visibles. Y es que, cuando existen este tipo de fugas de agua, veremos cómo hay humedad o manchas en determinadas zonas de las construcciones, cambios en las superficies y zonas que son más delicadas y frágiles. Es imprescindible que detectemos y arreglemos este tipo de fugas, ya que a la larga pueden dar lugar a daños mayores.

¿Por qué existen este tipo de fugas?

Como ya supondréis, los motivos por los que aparecen las fugas de agua son muy variados, aunque existen algunos que podemos destacar, por encima de los demás.

La mayoría de problemas que hemos encontrado a este respecto son las tuberías obsoletas o antiguas, las cuales se rompen. Los elementos fallan y, directamente, el agua se sale por las grietas. También pueden existir malas instalaciones, que propician defectos.

Por último, vamos a destacar los cambios de presión: en el caso de que existan, estos afectarán a las tuberías, por lo que se podrían dar fisuras o fugas de alto volumen y ruidosas, que deberán arreglarse de manera rápida.

Debemos destacar las excelentes herramientas de las que disponemos en Jatrian, con el fin de detectar y arreglar fugas de agua. Una de ellas es la Hydrolux HL-7000, un detector de fugas de agua que permite llegar donde otras herramientas no llegan. Si queréis más información, podéis poneros en contacto con nosotros.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.