Blog

¿Qué hacer con nuestra piscina en invierno?

Piscina

A pesar de que estamos a principios de septiembre y el verano todavía no ha acabado, estamos observando bajadas de temperatura y algunas nubes. Teniendo en cuenta esto, es evidente que no hay muchas ganas de usar la piscina. En poco tiempo llegará el otoño. Y la pregunta que mucha gente se hace es ¿qué debería hacer con la piscina? Son necesarias algunas tareas de mantenimiento.

Aunque el primer pensamiento que tengamos sea el de vaciar la piscina, lo cierto es que existe un método mucho más eficaz para conservarla en buen estado: hibernarla.

Vaciar la piscina supone gastos innecesarios, además de que esta tarea abre la posiblidad de tener problemas estructuras en el vaso, ya que se elimina presión que el agua ejercía anteriormente sobre el fondo y las paredes. Por último, tenemos el impacto medioambiental: el agua que se vacía se desecha, y esta tiene elementos químicos que podrían ser perjudiciales para el medio ambiente.

Hibernar la piscina es una tarea muy sencilla que, además, tiene beneficios medioambientales. Por supuesto, nos permitirá ahorrar dinero, ya que no tendremos que hacer muchas operaciones con el agua acumulada.

¿Cómo se hiberna la piscina?

Piscina

Antes de empezar esta tarea, tenemos que comprobar que el agua de la piscina tenga una temperatura inferior a los 15ºC. Una vez comprobado, seguimos estos pasos:

  1. Limpiamos la piscina, fregamos las paredes y pasamos el limpiafondos.
  2. Mantenemos los valores del pH entre 7.2 y 7.6.
  3. Realizamos una cloración de choque con DICLORO GR, añadiendo 10 gramos por metro cúbico de agua.
  4. No podemos olvidar dejar el filtro en funcionamiento.
  5. Después de realizar los pasos indicados anteriormente, añadimos el invernador HIVERN, aplicando 5 litros por cada 100 metros cúbicos de agua. El filtro se debe dejar en funcionamiento durante 8 horas. Después, realizaremos un lavado del filtro.
  6. Las siguientes tareas dependerán del clima en el que esté la piscina: si es un clima frío, se aconseja bajar el nivel del agua de la piscina por debajo de los simmers, vaciar las conducciones y el filtro, y cubrir la piscina con algún material para amortiguar la presión del hielo. Si el clima es moderado, es recomendable poner en marcha el filtro de manera periódica.
  7. En cualquier caso, no olvidéis cubrir la piscina con un cobertor, repetir la añadidura del producto invernados cada tres meses, y lavar los filtros, en aquellos casos en los que estén saturados.
  8. Finalmente, y en el caso de que haya lluvias torrenciales, realizaremos un tratamiento de choque con DICLORO, aplicando 10 gramos por metro cúbico de agua, dejando la circulación del agua durante media hora, y controlando el cloro libre y el pH.

Estas tareas deberían ser suficientes para hibernar la piscina y, sobre todo, para ayudar a que la misma se conserve en buen estado durante todo el invierno. Así, cuando llegue el verano de nuevo, solo tendremos que poner en marcha los elementos a los que habituamos durante esta época del año.

Recordad que en Jatrian podemos ayudar en cuanto a la puesta en marcha y construcción de piscinas, además de tener experiencia en su mantenimiento, tanto en verano como en invierno.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.