Blog

¿Qué es el ahorro energético?

Ahorro energético

El término «ahorro energético» está muy de moda. El concepto se ha hecho especialmente popular debido a que los precios de las energías se han incrementado notablemente durante los últimos meses.  Esta situación ha provocado no solo que se intente ahorrar de todas las maneras posibles, sino también que busquemos las maneras que existen de gastar menos energía.

Explicándolo de una manera muy simple, el término «ahorro energético» hace referencia a las medidas que tomamos con el fin de reducir el consumo de energía. Por supuesto, estas palabras se aplican tanto a particulares como a empresas. De hecho, si nos fijamos en lo sucedido durante las últimas semanas, comprobaremos que gran parte de las compañías de nuestro país han ejecutado acciones para reducir el consumo de energía.

Pero, la gran pregunta que se hacen la mayoría de personas no es respecto del significado de ahorro energético, sino acerca de las medidas que se pueden tomar con el fin de ahorrar energía y, por lo tanto, pagar menos dinero. Este tipo de acciones se pueden llevar a cabo, también, tanto por particulares como por empresas. No obstante, el objetivo es el mismo: ahorrar dinero ahorrando energía o, al menos, consumiendo menos.

Medidas para fomentar el ahorro energético

Ahorro energético

La medida más simple que se puede ejecutar con el fin de fomentar el ahorro energético es tan simple como  reducir el consumo, apagando para ello todos los aparatos que consumen electricidad y que, en determinados momentos del día (o de la noche) no son necesarios.

En viviendas particulares, generalmente se apagan las bombillas que no se usan, los aparatos que están en standby y en modo de ahorro o suspensión, o simplemente todos los objetos que consumen electricidad y que no son necesarios. Aunque utilicen una cantidad de electricidad pequeña o residual.

En este sentido, también podemos hablar de eficiencia energética, término empleado cuando realizamos un mejor uso de la energía que estamos consumiendo. Para aplicar esto es imprescindible llevar a cabo medidas para emplear mejor la energía, como contribuir de manera positiva al aislamiento energético de las instalaciones en las que estemos. Ojo, porque para esto último, en ocasiones, hay que realizar reformas en los sitios, o cambiar aparatos por otros que funcionen de una mejor manera. Incluso existen ocasiones en las que hay que hacer reparaciones.

¿Por qué nos conviene el ahorro energético?

El ahorro energético tiene varias partes positivas, aunque más nos llamará la atención será el hecho de que gracias a esta acción tendremos un coste menor en la factura de la electricidad.

Por otra parte, poner en marcha planes de ahorro energético también tiene que ver con el simple hecho de mejorar nuestra salud general. Al ahorrar energía, conseguimos un mayor bienestar general en las condiciones que tenemos en los lugares. Por ejemplo, el frío o el calor que se consiguen, no se pierden.

Si queréis obtener más información sobre medidas de ahorro energético y eficiencia energética para vuestras viviendas o instalaciones, podéis contactar con Jatrian. Estamos seguros de que podremos daros algunas recomendaciones que os ayudarán en este sentido.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.