Blog

¿Qué es y qué debe hacer un trabajador de fincas?

Administrador de fincas

Ni es la primera, ni será la última vez que escuchemos hablar del «administrador de fincas». Este empleado trabaja en un puesto al que se suele mencionar en muchas ocasiones. Pero lo cierto es que sabemos poco o nada de lo que hace.

Tenemos que definir al administrador de fincas como a la persona profesional que se encarga de gestionar aquellos asuntos financieros, legales y técnicos imprescindibles para el mantenimiento y la propia gestión económica de una propiedad horizontal. Y, teniendo en cuenta esta definición, no hay duda de que su trabajo puede llegar a ser extremadamente importante.

Hay que destacar que las labores de un administrador de fincas se ponen en entredicho en muchas ocasiones, a veces incluso restándole valor. Por lo tanto, es conveniente conocer cuales son las tareas que desempeña.

Qué hace un administrador de fincas

El artículo 20 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, concreta las tareas que corresponden a un administrador de fincas:

  1. Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares.
  2. Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.
  3. Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.
  4. Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.
  5. Actuar, en su caso, como secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.
  6. Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.

Administrador de fincas

En los colegios profesionales de administradores de fincas también se definen las tareas a realizar:

  1. Tareas de gestión.
  2. Tareas de gerencia.
  3. Tareas de asesoramiento.
  4. Tareas como mediador.
  5. Tareas como Secretario.
  6. Tareas como contable.
  7. Representante inmobiliario.

Las garantías de un administrador de fincas

Por último, tenemos que mencionar que contar con un administrador de fincas es sinónimo de seguridad y fiabilidad en la realización de determinadas objetivos que tienen que ver con el edificio del que son responsables.

Al respecto, tenemos que mencionar que deben contar con una determinada formación, obtener la información que necesiten y, por supuesto, realizar todos los procesos que conciernen a su puesto. De hecho, estos empleados también se deben regir por una serie de normas, claramente expresadas y concretadas en algunas de las leyes que actualmente están en vigor.

En Jatrian podemos echaros una mano en cuanto a la contratación de un administrador de fincas. Es cierto que no nos dedicamos a este sector de una manera explícita, pero podemos ayudar a conseguir empleados fiables y que doten a los edificios de una determinada seguridad y fiabilidad, evitando problemas mayores.

El administrador de fincas se ha convertido en una figura esencial para cualquier edificio o propiedad horizontal. Sus diferentes labores consiguen que todas las responsabilidades que les confieren se desarrollen correctamente.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.