Blog

¿Qué hacer ante la rotura de una tubería?

Tubería

Que se nos rompa una tubería es un hecho que pensamos que no puede llegar a suceder. Hasta que un día, estando desprevenidos, vemos cómo se ha roto uno de estos tubos y empezamos a pensar qué es lo que debemos hacer. La rotura de tuberías es algo mucho más habitual de lo que parece, por lo que es imprescindible que sepamos cómo actuar.

Es evidente que lo primero que tenemos que hacer es evitar perder los nervios. Debemos hacer las cosas rápidamente, pero a la vez con tranquilidad. Solo puede haber dos roturas de tubería: las roturas en tuberías grandes, y las roturas en tuberías pequeñas. En todo caso, el paso final es casi siempre el mismo: llamar a un fontanero profesional con el fin de que pueda controlar la situación y evitar que se pierda más agua, pasando a realizar las reparaciones correspondientes, si es posible.

¿Qué hacer si la rotura es en una tubería pequeña?

En el caso de que la rotura sea pequeña, o en una tubería pequeña, existe la posibilidad de realizar una pequeña reparación que nos ayude a evitar problemas mayores, al menos hasta que llegue el fontanero.

El truco es cortar temporalmente el suministro de agua, acercarnos a la tubería (al lugar en el que exista la fuga) y colocar, en la zona seca, un trozo suficiente de cinta aislante.

Hay que tener muy en cuenta que esta solución es temporal, hasta que llegue el fontanero y pueda realizar la reparación completa.

¿Qué hacer si la rotura es en una tubería grande?

Tubería

Es evidente que si la rotura se produce en una tubería grande, o resulta es un agujero de grandes dimensiones, el agua comenzará a salir en gran cantidad. Lo principal en este tipo de situaciones es tapar la zona que está echando agua y, si no es posible, cortar el suministro. Recordad que todos los edificios tienen una llave de paso gracias a la que podemos cortar el suministro y evita que se pierda más agua.

También es recomendable, después de hacer los pasos anteriores, limpiar y secar el agua que se haya derramado. Un paso adicional puede ser el de cortar el suministro de luz, en el caso de que el agua pudiera llegar a algún tipo de aparato o instalación eléctrica, que a su vez pudiera provocar cortocircuitos o incluso incendios. No olvidéis informar de manera conveniente a las personas cercanas.

Toca llamar al fontanero

Algunos seguros del hogar tienen cobertura para este tipo de situaciones, por lo que os recomendamos contactar con la empresa correspondiente con el fin de que os envíe a un técnico oficial.

En todo caso, tenemos que recomendaros nuestros servicios, ya que estos seguros del hogar no siempre cubren la asistencia de urgencia de un fontanero y, en ocasiones, una simple visita puede llegar a tener un coste especialmente alto.

Para evitar situaciones más graves, os recomendamos memorizar en vuestro dispositivo móvil el número de teléfono de Jatrian, ya que así podréis realizar una llamada de urgencia en cualquier momento.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.