Blog

Reformas en invierno, ¿es una buena idea?

Reformas

Por lo general, cuando nos llega un cliente que quiere realizar una reforma exterior en invierno, la opinión que recibe es que no es una buena idea. Y es que, sobre todo por las condiciones climatológicas, realizar reformas en determinadas épocas del año puede llegar a resulta algo contraproducente. Sobre todo por los resultados que se obtendrían.

Sin embargo, hay que tomar todo esto con pinzas. Con muchas pinzas. Y es que no es que haya que evitar hacer todas las reformas en invierno, sino que en realidad nos tenemos que centrar en realizar en determinadas obras, las cuales sí es posible completar con éxito. El invierno (y el frío) es un buen consejero a la hora de realizar determinadas modificaciones en la vivienda.

Según los expertos, existen determinadas reformas que se pueden realizar muy bien en invierno. Estos son algunos ejemplos:

  • Redistribución de las paredes de las casas.
  • Instalación de nuevos suelos.
  • Instalación de aparatos de aire acondicionado.
  • Renovación del tejado con elementos secos.
  • Mejora de aislamientos.
  • Instalación de parquet.
  • Renovación del techo.
  • Realización de cerramientos exteriores.

Ojo, porque hemos detallados solo algunas de las reformas que mejor se pueden hacer en invierno, incluso con bajas temperaturas. Existen otras operaciones que, si bien entrañan determinadas dificultades, también se pueden llegar a completar con éxito.

Reformas y plazos con mayor tranquilidad

Reformas

Al hecho de poder realizar reformas en invierno con éxito, hay que añadir una ventaja muy interesante, que atraerá a todas las personas involucradas en al realizar de obras de construcción y mejora: los plazos administrativos.

Vamos a explicarnos de una mejor manera. Teniendo en cuenta que en invierno la mayoría de obras de reforma se paralizan, o directamente se retrasan a la espera de tener mejores condiciones climatológicas, esto implica que las administraciones tienen menos trabajo. Por lo tanto, es un excelente momento para realizar trámites administrativos.

Dicho de otra manera, los plazos para realizar papeleos son menores, ya que las administraciones tienen menos trabajo y, por lo tanto, podemos llegar a conseguir la documentación necesaria para realizar nuestras reformas en mucho menos tiempo. Además, se evitan los parones por vacaciones, sobre todo las que se ejecutan durante el verano.

Por cierto, a todo esto hay que añadir que en invierno y otoño hay una menor demanda de materiales, por lo que el tiempo de adquisición de los mismos es más pequeño, a la par que el coste disminuye de manera considerable, respecto de los momentos en los que existen más pedidos. Al final, hay bastantes ventajas.

Ventajas en las obras de construcción

Teniendo en cuenta todos los factores que hemos comentado, llegamos a la conclusión de que no solo es posible realizar reformas y obras de construcción en invierno, sino que este tipo de operaciones, en esta época del año, tiene muchísimas ventajas que podemos aprovechar excelentemente.

En el caso de los servicios que ofrecemos en Jatrian, durante los meses de otoño e invierno seguimos realizando tanto reformas como obras de construcción, en interiores y exteriores, por lo que os recomendamos que os pongáis en contacto con nosotros con el fin de obtener más información.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.