Blog

¿El uso del arnés anticaídas es obligatorio?

Arnés anti caídas

No resulta extraño ver cómo, cuando se hacen trabajos de altura, el operario ni siquiera lleva puestas medidas de seguridad tan básicas como el arnés anticaídas. Aunque en Jatrian nos aseguramos de que todos los empleados trabajen en condiciones óptimas de seguridad, en todos los momentos de su jornada, lo cierto es que tenemos que lamentar hechos como que algunas personas pongan en riesgo sus propias vidas.

Hoy vamos a hablar del propio arnés anticaídas, uno de los elementos de seguridad más importantes en una obra y, además, uno de los menos usados. De hecho, incluso muchos profesionales dudan acerca de la obligatoriedad del mismo.

Como ya supondréis, el arnés anticaídas se utiliza en aquellas situaciones en las que el empleado tiene (aunque sea pequeña) una probabilidad de caer al vacío desde una altura mínimamente grande. Podéis fijaros en las plataformas elevadoras móviles de personal, ya que es en este tipo de aparatos dónde con mayor frecuencia veréis los famosos arneses.

Pero ¿es obligatoria la utilización del arnés anticaídas?

Arnés anticaídasVayamos por partes. Aunque en nuestro caso, los empleados que tenemos usan arnes anticaídas en todas las situaciones con el fin de minimizar riesgos, es cierto que en otras empresas no se usan en algunas ocasiones.

Veamos la ley, la cual nos permitirá conocer qué es lo que sucede en estos casos. Gracias al Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, publicado en el BOE nº 188 del 7 de agosto de 1997, podemos leer lo siguiente:

Los equipos de trabajo cuya utilización prevista requiera que los trabajadores se sitúen sobre ellos deberán disponer de los medios adecuados para garantizar que el acceso y permanencia en esos equipos no suponga un riesgo para su seguridad y salud.

La normativa sigue de esta manera:

cuando exista un riesgo de caída de altura de más de dos metros, los equipos de trabajo deberán disponer de barandillas o de cualquier otro sistema de protección colectiva que proporcione una seguridad equivalente. Las barandillas deberán ser resistentes, de una altura mínima de 90 centímetros y, cuando sea necesario para impedir el paso o deslizamiento de los trabajadoers o para evitar la caíad de objetos, dispondrá, respectivamente, de una protección intermedia y de un rodapiés.

Por lo tanto, y con la ley en la mano, podríamos decir que no es obligatorio llevar el arnés anticaídas, aunque sí bastante recomendable.

En todo caso, hay que tener en cuenta varios detalles: mientras que hay empresas que ponen su uso como obligatorio en los trabajos que se realizan a una cierta altura, existen otras que solo se ajustan a lo que dice la ley. Es cierto que, en el caso de las PEMP, las propias máquinas ya disponen de sus estructuras de protección, pero en materia de seguridad no es nada aconsejable arriesgar.

Teniendo en cuenta el panorama que se presenta en cuanto a los trabajos en altura, debemos decir que en Jatrian disponemos de amplias medidas de seguridad que se cumplen en todos los casos. Los trabajadores no solo utilizan el arnés anticaídas que comentamos en el artículo, sino también otros accesorios que ayudan a salvaguardar la vida de los propios operarios.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.