Blog

Rampas de garaje, qué hay que tener en cuenta

Rampas de garaje

Elegir rampas de garaje para el mismo no siempre es sencillo. En la actualidad hay muchos tipos, muchos materiales y todo tipo de conceptos a tener en cuenta. Y también están los recientes ascensores, que pueden llegar a ser especialmente cómodos. Entonces ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir una rampa para nuestro garaje?

Antes de nada, hay que mencionar que los garajes, tanto en su entrada como en su salida, tienen que estar completamente preparados para hacer frente a todos los vehículos que usarán las rampas. Con esto queremos decir que no hay que escatimar ni en gastos, ni en recursos. Por lo tanto, la elección de rampas de garaje se torna como algo fundamental.

A este respecto ¿qué hay que tener en cuenta? Vamos a echarle un vistazo a algunos conceptos básicos.

La tecnología se convierte en amiga

Aunque las rampas de garaje sean un elementos fijo después de su instalación, la tecnología ha llegado para ayudarnos a que salir de nuestra plaza sea algo sencillo. Por eso ¿por qué no la usamos?

En términos de electrónica, tenemos disponibles controles remotos para las puertas de garaje, rampas que se mueven de manera automática y sistemas de automatización del funcionamiento general.

Cuando hablamos de tecnología, no estamos obligados a centrarnos en lo electrónico. También hablamos de algunas soluciones adicionales, como revestimientos para las rampas, diferentes materiales novedosos, etc. Es necesario echarle un vistazo a todos estos conceptos.

Materiales y mantenimiento de las rampas de garaje

Llegamos a dos conceptos extremadamente importantes, y que no tenemos que olvidar.

Por un lado, están los materiales. Para las rampas de garaje tenemos varios, como pueden ser el acero, la madera, el hormigón, el cemento o incluso el aluminio. ¿Sorprendidos? Los materiales mencionados pueden llegar a soportar varios coches, con una resistencia fuera de toda duda. Lo importante de los mismos es, sobre todo, que soporten el peso de los vehículos y que apenas necesiten mantenimiento. Por supuesto, existen todo tipo de soluciones en este sentido.

Mencionemos el mantenimiento de las propias rampas. Y es que, al respecto, todo depende de los materiales que se hayan usado para la construcción. La madera, por un lado, debe ser tratada correctamente para soportar los vehículos que pasarán por encima. Aunque, en todo caso, los materiales más populares son el cemento y el hormigón, debido a la resistencia con la que cuenta y el poco mantenimiento que conllevan. La elección final corresponde a cada cliente.

Precios y refuerzos para las rampas de garaje

Rampas de garaje

Aunque podamos seleccionar el material que queramos para las rampas de garaje, lo cierto es que también hay que tener en cuenta el dinero que gastamos en las mismas y los refuerzos que se pueden poner.

En cuanto al dinero, no recomendamos escatimar en ningún concepto. Siempre se busca una calidad fiable para todas las construcciones. Incluyendo la que mencionamos. Por supuesto, cada material tiene su coste, por lo que es imprescindible analizar las necesidades de cada cliente.

Y después de mencionar el precio, hay que hablar de los refuerzos que se le pueden poner a los propios materiales que se han usado. La variedad al respecto también es bastante grande. Podemos aplicar todo tipo de recubrimientos y añadidos que refuercen el funcionamiento de las rampas de garaje. De nuevo, la elección corresponde a las necesidades de los clientes.

¿Cuánto duran estas construcciones?

La duración de las rampas de garaje es una de las cuestiones que más nos preguntan nuestros clientes. Algo normal, ya que se trata de elementos que soportarán mucho peso y que, de hecho, se quiere que duren lo máximo posible.

La respuesta a la pregunta que hemos hecho es complicada, ya que hay que tener en cuenta muchos factores: los materiales que se han usado, la cantidad de vehículos que pasan por las rampas, la situación del entorno, la presencia de añadidos, etc.

En todo caso, sí que podemos dar un valor orientativo. Por lo general, las rampas de garaje duran un mínimo de 10 años sin que se tenga que realizar un mantenimiento exhaustivo. Podemos estar tranquilos, ya que estamos ante una construcción sencilla y a la vez duradera.

En cualquier caso, desde Jatrian recomendamos que se concreten este tipo de detalles para incrementar todo lo posible la calidad de la construcción.

Jatrian construye rampas de garaje

Las rampas de garaje se han convertido en uno de los elementos que Jatrian ha puesto más en marcha. No solo hablamos de la construcción de las mismas, sino también de su refuerzo y mantenimiento, en los casos en los que es necesario. Por lo tanto, podemos decir que existe una experiencia más que suficiente como para ejecutarlas con la máxima calidad.

Por último, no hay que olvidar que realizar la construcción de rampas de garaje es un proceso que requiere de ciertos detalles. Podéis poneros en contacto con nosotros sin ningún compromiso.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.