Blog

Consejos de fontanería que os podrían salvar la vida

Fontanería

En cuanto al mantenimiento del hogar y fontanería, hay situaciones en las que nos quedamos realmente sorprendidos, por un simple hecho: ¿qué pensaríais si os dijéramos que algunas operaciones de mantenimiento las podemos hacer nosotros mismos? Esto es totalmente posible y, en ocasiones, recomendable. Es cierto que continuamente tendremos a profesionales de la fontanería a nuestra disposición. Pero ¿y si se trata de una urgencia?

A continuación mostramos varios consejos de fontanería para llevar a cabo un pequeño mantenimiento en vuestros hogares. El fin que se persigue es tan simple como que las instalaciones de fontanería de vuestra casa estén siempre en el mejor estado posible.

Tened en cuenta que, por lo general, ejecutar estos consejos es algo bastante sencillo y no requerirá de herramientas adicionales. Aunque, eso sí, son imprescindibles algunos objetos básicos.

Localicemos la llave de paso

Fontanería

Antes de nada, vamos a hacer mención a la conocida llave de paso. Se trata de un pequeño objeto, situado entre la tubería general y vuestra tubería, que es el encargado de permitir que el agua entre en vuestras instalaciones. Lo bueno de esta llave es que podemos abrirla o cerrarla. Evidentemente, en la mayoría de ocasiones estará abierta, permitiendo el paso del agua, pero habrá veces en las que tendremos que cerrarla casi de manera obligada.

Teniendo en cuenta que la llave de paso permite el acceso del agua agua a las tuberías que hay en la casa, si existiera alguna fuga o tuviéramos que realizar alguna reparación en el hogar, lo más lógico es cerrarla. De esta forma, el agua no se derrochará.

Por cierto, en este sentido tenemos que comentar un consejo adicional: si vuestra casa va a estar cerrada durante mucho tiempo, es recomendable mantener la llave de paso cerrada. Así evitaremos fugas de agua.

Cómo mantener las tuberías en buen estado

Fontanería

Las tuberías de agua son imprescindibles en cualquier hogar, aunque también es cierto que tenemos que preocuparnos por su mantenimiento. Esta operación se puede realizar de una manera tan sencilla como la puesta en marcha de pequeños hábitos que nos ayuden al respecto:

  • No es recomendable verter aceites o grasas en las tuberías, ya que estos líquidos podrían contaminar o, algo más grave, provocar atascos. Si tenemos que deshacernos de aceites o grasas, la mejor idea es meter los líquidos en un bote aparte, para después reciclarlos.
  • Lo comentado anteriormente también se aplica a pinturas y productos que sean parecidos, incluyendo restos de comida y pelos.
  • En el caso de tener materiales que no sean degradables, como el propio papel higiénico, no se recomienda tirarlos por el WC. Lo mismo sucede con elementos como toallitas, compresas o pañales, ya que se trata de los principales protagonistas a la hora de la provocación de atascos que, incluso, podrían comprometer los sistemas de higiene de los propios edificios.
  • La suciedad también es una enemiga de las tuberías. Y es que los restos de polvo, por ejemplo, pueden tener consecuencias negativas en las tuberías, llegando incluso a atascarse.

No hay que olvidar el mantenimiento preventivo

Fontanería

El llamado mantenimiento preventivo son aquellas tareas que se ponen en marcha para evitar problemas más graves en las tuberías. Y en este sentido también tenemos consejos.

Una buena recomendación es comprobar periódicamente el funcionamiento de las tuberías. En el caso de que funcionen mal, siempre podemos realizar una limpieza casera: preparamos una mezcla de bicarbonato sódico, vinagre y agua caliente, y la vertemos en los desagües, cada 15 días. Este consejos es orientativo, y para nada es obligado.

Tampoco podemos olvidar la retirada de la suciedad que podría estar visible antes de que entre en las tuberías. Esta debe ser retirada de manera manual con el fin de que no llegue a provocar daños mayores en las propias tuberías.

Por supuesto, hay que evitar tirar objetos de gran tamaño por el desagüe, consiguiendo así que no haya atascos o un malfuncionamiento en las tuberías.

Echemos un vistazo al funcionamiento de la cisterna y su fontanería

Fontanería

En cuanto a trabajos de fontanería, las cisternas son grandes protagonistas. Sobre todo porque puede llegar a dar bastantes dolores de cabeza.

Lo más habitual, en cuanto a problemas con las cisternas, es que el efecto óxico que produce el agua en las piezas metálicas provoque un desgaste de las mismas, llegando a veces a no funcionar correctamente.

Otro problema está en el sistema de boya, el cual se encarga de medir el nivel de agua para la entrada de la misma en el sistema de almacenamiento. Para solucionar problemas relacionados con la misma, solo tenemos que soltarla para que recupere su funcionamiento original.

Finalmente, si tenéis que realizar una reparación mayor en las cisternas, es recomendable que la operación la ponga en marcha un profesional.

¿Y si tenemos fugas de agua en las tuberías?

Fontanería

En el caso de que tengamos fugas de agua en las tuberías, será imprescindible la contratación de personal adicional y profesional que, una vez realizadas las comprobaciones pertinentes, pueda proceder a la reparación del problema. En este sentido no recomendamos realizar ninguna operación doméstica, ya que los problemas se podrían hacer más graves.

Jatrian está formado por decenas de profesionales con amplia experiencia en la realización de operaciones de fontanería: desde sistemas completos de higiene para el hogar y montaje de tuberías, hasta pequeñas reparaciones que tienen que ver con el agua que circula por las casas. Puede pedirnos presupuesto, sin compromiso. La ayudaremos con total exactitud a realizar su obra de fontanería, sin importar la complejidad de la misma.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.