Blog

Construyendo rampas de garaje

Rampas de garaje

No todo es llegar y ponerse a construir. Desde Jatrian bien sabemos que, antes de hacer cualquier modificación en una obra de construcción, hay que llevar a cabo una serie de procesos. Como, por ejemplo, concretar lo que se quiere ejecutar, documentar y pedir permisos, si es necesario.

Con la cada vez más de moda movilidad eléctrica, gran parte de los edificios que se construyen disponen de garajes. Y, claro, para acceder a los mismos es imprescindible disponer de rampas de garaje. La palabra ya lo indica: se trata de elementos que permiten que los vehículos salgan o entren de un garaje. Pero ¿qué es necesario para ponerlas en marcha de manera exitosa?

Para construir rampas de garaje hay que tener en cuenta conceptos como el tipo de rampa, la anchura, la altura, los materiales que se emplearán, o la elevación. Vamos a detallar brevemente estos términos.

Qué necesitamos saber para construir rampas de garaje

Las rampas de garaje son elementos que conectan dos pisos que tienen alturas diferentes. En su diseño, podemos distinguir tres tipos: lineales, curvas o helicoidales. Y en estos tres tipos podemos distinguir dos tipologías: unidireccionales y bidireccionales. Al respecto, hay que distinguir bien las direcciones, ya que será un concepto clave en cuanto a la salida y entrada de vehículos.

En cuanto a las medidas, la mayoría de las normativas nacionales existentes en el planeta exigen que la pendiente máxima de las rampas de garaje esté dentro del 20%. Además, la graduación de estas pendientes debe estar bien calculada con el fin de que los vehículos no rocen en ningún lado. De hecho, la recomendación general es que se tenga una pendiente del 16% con niveles de conexión con una pendiente máxima del 6%.

Las medidas de anchuras mínimas también son importantes: si las rampas de garaje son lineales, la cifra es de 3 metros para la circulación de un solo sentido, y de 4,5 metros para la circulación en los dos sentidos. Y, en el caso de que la rampa tenga una curva, el radio (que debe ser medido desde el borde exterior) no puede ser inferior a 7 metros para un solo sentido. El número sube hasta los 8,25 metros en el caso de que la zona sea para dos sentidos de circulación.

Otras características a tener en cuenta

Rampas de garaje

Desde Jatrian, cuando construimos rampas de garaje, también tenemos en cuenta otros datos que son muy útiles a la hora de poner en marcha determinados servicios.

Por ejemplo, en las rampas que construimos establecemos una canaleta con rejilla transitable para el drenaje de las aguas de lluvia (también llamadas aguas blancas) en la base del tramo de la rampa que está inclinado. También recomendable poner el mismo tipo de canaleta en la parte superior de la rampa, ya que facilitará la evacuación del agua.

También hay que destacar que, a la hora de construcción una edificación de este tipo, podemos establecer un espacio de al menos 3 metros entre el inicio de la pendiente de la rampa, en su parte superior, y el espacio público en el que existe tránsito. De esta forma, los conductores que salgan con sus vehículos tendrán la visibilidad suficiente como para entrar de repente en el espacio público. Así evitamos, también, riesgos en la seguridad.

Hablemos del suelo

Sabiendo que las rampas la usarán vehículos y, sobre todo, que esos vehículos usan el suelo con el fin de rodar, es conveniente que el mismo esté bien construido.

El tipo de material que se debe utilizar para el suelo de las rampas de garaje depende bastante del objetivo que se quiera y de la zona en la que se sitúe la misma. Aunque generalmente se usa asfalto, no sería mala idea poner en marcha otros materiales, ante situaciones concretas.

Pongamos varios ejemplos: podemos usar cemento en las situaciones en las que queramos que las ruedas se adapten bien a cada momento climático. Y, si en la zona hará bastante frío o incluso hielo durante la mayor parte del año, es buena idea utilizar adoquines. Este último material, sin ir más lejos, proporciona una superficie con manto áspero que contribuye a la adherencia.

En el diseño y ejecución de rampas de garaje, en Jatrian ponemos todo nuestro empeño con el fin de conseguir varios objetivos: que la rampa de garaje sea perfectamente utilizable por todos los usuarios de la vía, que sea de calidad con el fin de optimizar su duración y, finalmente, que sea bonita y adecuada a la zona en la que estará construida.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.