Blog

¿Qué podemos considerar como una obra de construcción?

Obra de construcción

Llevamos semanas hablando de construcciones y obras, pero se nos había olvidado definir claramente este concepto: ¿Qué es una obra de construcción?

Generalmente, cuando hablamos de una obra de construcción, nos referimos a todas aquellas operaciones que tienen que ver con la realización de obras y la propia construcción. Sin embargo, esto puede dar lugar a malentendidos, por lo que vamos a aclarar el tema un poco más.

Según el RD 1627/97, la definición de obra de construcción es la siguiente:

cualquier obra, pública o privada, en la que se efectúen trabajos de construcción o ingeniería civil, siempre que las mismas estén referidas a trabajos intrínsecamente asociados a actividades de construcción (edificación e ingeniería civil) y se ejecuten con tecnologías propias de este tipo de industrias.

Es decir, con que se lleve a cabo un trabajo asociado a una actividad de construcción, ya podríamos estar hablando de una obra de construcción.

Las reformas no son obras de construcción

Ojo, porque la definición que se ha proporcionado puede llegar a ser un poco complicada. Y es que, si relizamos una reforma en nuestro hogar, y teniendo en cuenta que también es una actividad de construcción ¿estaríamos hablando de una obra de construcción?

Ciertamente, hay que aclarar que no. Una reforma no es una obra de construcción, sino una obra de conservación. Por otra parte, legalmente, todas las modificaciones, mantenimientos o reformas que hagamos en nuestro hogar se califica como obra de construcción, con las mismas leyes que existen sobre estas.

Obra de construcción

Por cierto, hay que añadir que legalmente una pequeña reforma en casa también tiene responsabilidades. Por lo tanto, nuestra recomendación es que hagáis este tipo de operaciones de una manera legal y con toda la documentación en regla. Así os garantizaréis que, si ocurre algo, estaréis respaldados por la documentación elaborada.

¿Qué hay que tener en cuenta en las obras de construcción?

Este es un tema que ya hemos tratado con anterioridad, por lo que vamos a centrarnos en lo que más nos interesa: la legalidad. Y es que, si ponemos en marcha una obra de construcción, pueden ocurrir todo tipo de sucesos. Volvemos a la responsabilidad que hemos mencionado en párrafos anteriores.

Antes de poner en marcha una obra o reforma en casa, es imprescindible contar con una serie de documentos y permisos legales que os permitirán, precisamente, ejecutarla. Esto significa que tenéis que leer las leyes al respecto que tenga vuestro municipio con el fin de adaptaros a la situación del mismo, en cuanto a la ejecución de obras. Este servicio, no obstante, viene incluido en la mayoría de servicios de Jatrian, por lo que con nosotros no tendréis mayores preocupaciones al respecto.

Recordad que en las obras es imprescindible contar con una serie de seguros y garantías, con el fin de que las personas encargadas de la ejecución de la obra puedan realizarla de una manera segura y fiable. Sobre todo ahora, en tiempos de COVID, en los que existen una serie de medidas adicionales.

A decir verdad, poner en marcha una obra de construcción es bastante sencillo. Aunque hay conceptos que es imprescindible tener en cuenta.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.