Blog

Descuelgues verticales, qué son y para qué sirven

Descuelgues verticales

No es extraño ver cómo muchas empresas se promocionan, argumentando que realizan «trabajos verticales». Solo hace falta ver los carteles de algunas de estas compañías para comprobar que ponen en marcha un servicio muy famoso, pero que para algunas personas todavía resulta desconocido. ¿Qué son los descuelgues verticales? ¿para qué sirven este tipo de trabajos verticales?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que estos descuelgues verticales, también llamados trabajos en altura, ya se realizaban en la época de los Egipcios, cuando se utilizaban con el fin de poner en marcha construcciones muy grandes, que incluso se sigue conservando en la actualidad. Posteriormente, y teniendo en cuenta las grandes ventajas que ofrecían este tipo de servicios, fueron llegando a otros países.

Los descuelgues verticales son trabajos que se realizan en las alturas, casi siempre sobre los edificios y sus propias fachadas. Este servicio se entiende como el trabajo realizado con cuerdas, cables y otros dispositivos gracias a los que los trabajadores pueden quedar suspendidos en el aire, siempre con el fin de realizar las tareas encomendadas. De hecho, en el sector en el que trabaja Jatrian, se podrían definir los descuelgues verticales como todos aquellos trabajos que se realizan «en un edificio o infraestructura con, al menos, 2 metros de altura«.

Por supuesto, todos los descuelgues verticales se llevan a cabo con las correspondientes medidas de seguridad, las cuales deben estar homologadas y demostrar ser seguras, ya que los trabajadores accederán a zonas de difícil acceso.

Descuelgues verticales y sus ventajas

Descuelgues verticales

Por lo general, los descuelgues verticales se llevan a cabo con el fin de rehabilitar fachadas, incluyendo su limpieza, rellenado de grietas, revestimiento de las mismas y, por supuesto, la aplicación de pintura. Este tipo de trabajos se han convertido en una excelente herramienta para efectuar tareas completas de rehabilitación en todo tipo de zonas.

Las ventajas de los descuelgues verticales no se limitan a las rehabilitaciones, ya que también se usan en zonas a las que es complicado acceder, para la reparación de terrazas, bajantes, canalones y los propios tejados, para inspecciones técnicas en edificios, y para la limpieza de ventanas, chimeneas y cristalería.

Otra ventaja que no podemos olvidar mencionar es la libertad de movimiento. Aunque realicemos un descuelgue vertical, y nos dé la sensación de que esta actividad podría llegar a ser una limitación, lo cierto es que las herramientas con las que cuentan los trabajadores permiten que se puedan mover por las diferentes zonas con una libertad de movimiento pocas veces vista. De esta manera, podrán llegar a hasta los lugares más recónditos.

Los descuelgues verticales son trabajos que, por su propia definición, necesitan ser muy bien definidos antes de ponerse en marcha. Es imprescindible estudiar en qué lugares se llevarán a cabo, por qué, y con qué objetivos. De esta manera, los trabajadores podrán analizar y preparar las herramientas que se utilizarán en cada caso.

En Jatrian realizamos todo tipo de trabajos de descuelgues verticales, analizando y preparando todos y cada uno de los proyectos con el fin de conseguir resultados óptimos en cualquier situación. Podéis poneros en contacto con nosotros para obtener más información.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.