Blog

Eligiendo entre el pladur y el ladrillo

Tanto el pladur como el ladrillo son materiales de construcción muy famosos. De hecho, son tan populares que se han convertido en uno de los ejes de cualquier obra. Concretamente, se hace referencia al sistema de tabiquería. Es cierto que hay muchísimos materiales entre los que elegir, pero los mencionados son los más utilizados, durante los últimos años.

Es evidente que pladur y ladrillo tienen sus propias características. Esto significa que ambos tienen ventajas y desventajas, por lo que tendremos que conocer las mismas con el fin de poder elegir qué material es el que mejor nos viene para nuestra construcción. Sin embargo, no deberíais preocuparos en exceso, ya que el equipo de Jatrian os ayudará con esta elección. En todo caso, consideramos más que correcto analizar las características de los dos materiales, con el objetivo de tener unos mínimos conocimientos.

Características de la tabiquería de ladrillo

Es evidente que el ladrillo es el material que más se ha usado durante las últimas décadas. En todo caso, tiene muchas ventajas que no hay que olvidar: hay diferentes tipos de ladrillo, su transporte es relativamente sencillo gracias a su peso y tamaño, y se debe colocar sobre el forjado o la losa de la construcción. Esto último es debido a que el trabajo de colocar el ladrillo es considerado como de «sucio» por los residuos que genera. Por supuesto, lo sobrante deberá ser retirado de manera paulatina, con el fin de no provocar mayores problemas.

Hay que mencionar otro añadido: cuando ejecutemos la colocación del ladrillo, también es imprescindible la colocación de ayudas de albañilería para poner en marcha los diferentes capítulos de la obra. Se trata de un esfuerzo adicional.

Por último, la colocación de revestimientos también es importente, ya sea a través de yeso o mediante alicatado. Este último obliga a la aplicación del ladrillo enfocado de mortero de cemento, ya que es así como se debe regularizar la superficie.

Características de la tabiquería de pladur

Pladur

El pladur es un material relativamente moderno que no tiene la misma antiguedad que el ladrillo. Se encuentra, no en vano, en los sistemas de tabiquería seca, ya que se trata de un material prefabricado que se va colocando con la instalación de estructuras autoportantes, a las que se atornilla en cada cara una determinada cantidad de placas de pladur.

El pladur tiene diferentes tipos de tabiques, entre los que se encuentran la perfilería de aluminio, las propias placas de pladur y el aislamiento, el cual es imprescindible cuando queremos poner en marcha el tabique.

El pladur se transporta en piezas grandes de 1,20 x 2,60 metros, por lo que su transporte puede llegar a ser complicado. En todo caso, existen maneras más o menos sencillas de transportar el material a sitios de difícil acceso. Su colocación final, en la obra, también se puede realizar de forma simple.

Los residuos que se generan de su utilización no son excesivos, al igual que sucede con las ayudas de albañilería (no es imprescindible realizar rozas en los tabiques). Lo último también se aplica a los revestimientos, ya que una vez aplicado el tabique de pladur, el mismo estará preparado para lijarse y pintarse.

¿Qué material debemos elegir?

Respecto a la elección final del material a utilizar en nuestra obra o reforma, lo único que podemos decir es que todo depende de las características del proyecto que se quiera ejecutar. Las propiedades de los diferentes elementos que hemos mencionado ya concretan por sí mismos qué es lo que tenemos que hacer, en cada caso.

Si queréis alguna recomendación, aconsejamos que os pongáis en contacto con nosotros con el fin de poder analizar las características del proyecto queréis poner en marcha.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.