Blog

Fontanería, usos de las tuberías de plástico y de metal

Tubería

Aunque estamos acostumbrados a ver tuberías que se encargan de transportar el agua, lo cierto es que existen muchos tipos, y se utilizan para muchos objetivos. El material puede llegar a variar bastante según lo que se quiere suministrar, drenar, transportar o mover. De hecho, al existir tantos tipos y diámetros disponibles también es posible usar estos elementos para mover líquidos cuyo transporte a mano es peligroso. Por supuesto, el profesional es el encargado de seleccionar la tubería que más se adecúe al tipo de construcción que se quiere poner en marcha. No es lo mismo mover agua que hidrocarburos, por ejemplo, por lo que es necesario comprobar este tipo de detalles en todas las obras de fontanería.

Por lo general, los tipos de tuberías que existen se clasifican según el material con el que han sido manufacturadas. A la vez, este material será el que concrete qué uso futuro se le podrá dar a las propias tuberías.

Aunque en este artículo nos vamos a centrar en las tuberías de plástico y metal, las cuales son las más utilizadas en la albañilería y la fontanería, sabed que hay muchos más materiales disponibles: tuberías especializadas, con costura, de acero y acero inoxidable, de cobre, polietileno, polietileno de alta densidad, tuberías estructurales, galvanizadas, mecánicas, sin costura o de pez. También existen los llamados tubos, que a su vez pueden ser de diferentes tipos: de concreto, galvanizados, de Conduit, de aluminio o incluso estructurales. Como ya hemos dicho, los profesionales tienen que seleccionar el mejor material para cada ocasión.

Cuando ponemos en marcha una obra de albañilería, lo más usual es que nos centremos, en la parte de fontanería, en las tuberías de plástico o de metal. Estos materiales, a su vez, esconden otras opciones que pueden ser perfectas para los hogares de los clientes.

Tipos de materiales en las tuberías de metal

Tuberías de metal

En cuanto a las tuberías de metal, existen primeramente las de cobre, que sirven mayormente para transportar energía, sobre todo agua, vapor y sustancias petroquímicas. Necesitan de protecciones adicionales, por lo que es posible seleccionar el tamaño que queramos para cada obra de albañilería: M, L y K.L.

Por otra parte, están las de acero, muy usadas en la construcción de viviendas, locales comerciales y hoteles, además de en aquellos dispositivos dedicados a la extinción de incendios. El objetivo principal de estas tuberías es el desagüe del agua y el suministro de la misma para tareas de limpieza y jardinería. Hay que tener en cuenta que se trata de un material que requiere de un cierto mantenimiento.

También existen las tuberías de acero inoxidable, utilizadas cuando se van a manejar líquidos que tengan muchas sales, incluyendo la construcción de equipos marinos o en zonas costeras. Es debido a que este material no se oxida como el acero normal.

Finalmente, mencionar las llamativas tuberías galvanizadas, las cuales resultan perfectas con el fin de evitar la oxidación del metal. Esto es porque, al estar galvanizadas, pueden evitar la corrosión rápida. Además, podemos proporcionarles un determinado mantenimiento preventivo para aquellos casos en los que se comience a notar la oxidación de los metales que contiene.

Tuberías de plástico, materiales disponibles para fontanería

Tuberías de plástico

En la mayoría de ocasiones, las tuberías de plástico se utilizan para hacer llevar fluidos a los hogares de los clientes, o para drenar estos de los propios edificios. Se trata de un material que viene como anillo al dedo para las comunidades de propietarios, ya que se puede establecer un circuito de fontanería que ayude a que el agua fluya de una manera perfecta.

En las tuberías de plástico también existen otros materiales, como el PVC, el material más utilizado para hacer transportar el agua. Con este hay que tener cuidado, ya que se trata de un material inflamable que no es apto para contener líquidos con temperaturas altas.

Por otra parte, están las tuberías de CPVC, también conocidas como tuberías de Policloruro de vinilo clorado. Se trata de un material perfecto para la conducción de líquidos que suelen tener altas temperaturas. Incluso es posible utilizar el material para aquellas ocasiones en las que el agua tendrá temperaturas muy frías o muy calientes. No olvidemos que el diámetro que suelen tener es parecido al de las tuberías de cobre, lo que implica una gran variedad de usos.

Para el transporte de líquidos a temperaturas extremas no podemos olvidar las tuberías de polietileno reticulado (PEX), utilizadas en calderas y sistemas termoeléctricos.

Por último, mencionar las tuberías Polypipe, gruesas, de color negro, y que se utilizan para transportar agua con sistemas de alta presión. Ideales para sistemas de fontanería que necesitan suministrar o drenar agua en edificios.

¿Qué tipos de tuberías recomendamos?

Tuberías

A lo largo del artículo hemos comentado que, para cada obra de construcción, albañilería y fontanería es imprescindible seleccionar de manera personalizada los tipos de materiales imprescindibles que se utilizarán, lo que significa que la elección debe ser totalmente acorde a lo que se necesite en cada momento.

En todo caso, si tenéis alguna duda, podéis poneros en contacto con nosotros con el fin de obtener un presupuesto y recomendaciones personalizadas a las necesidades de cada obra de construcción, albañilería y fontanería.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.