Blog

Para el invierno, lo mejor es tener un tejado en buen estado

Tejado

Dicen que no se puede empezar la casa por el tejado, pero también es cierto que esta es una de las partes más importantes de una vivienda. Por múltiples razones. A la vez, los tejados son uno de los componentes que más se dejan; algunas personas ni siquiera realizan un mantenimiento mínimo sobre el mismo.

Los tejados tienen diferentes funciones vitales, aparte de las ya conocidas. Por ejemplo, una de sus características es la de aislarnos de las temperaturas del exterior, contando así con un buen aislamiento que a la vez ayudará a mantener las propias temperaturas que hay en el interior. También reduciremos el coste energético, ya que la energía no se «escapará» al exterior.

La seguridad física de lo que hay en el interior de la vivienda también es algo que un buen tejado ayuda a salvaguardar. En el caso de que la cubierta tenga algún agujero, es posible que los ladrones se cuelen por el mismo.

Finalmente, vamos a comentar un concepto que está muy de moda, y que los tejados en buen estado permiten obtener. Hablamos del uso de fuentes de energía alternativas. Aquí se incluyen, concretamente, los paneles solares, los cuales se instalan en los propios tejados. Con su puesta en marcha salimos beneficiados de diferentes maneras.

¿Por qué debemos tener un buen tejado en invierno?

Tejado

Arriba hemos detallado las características más importantes de los tejados, y cómo nos ayudan a conseguir un excelente aislamiento en nuestra vivienda. Ahora, pensemos en el invierno, cuando abundan las precipitaciones, nevadas y el frío. Es evidente que tener un buen estado, en excelentes condiciones, nos ayudará a evitar las condiciones climatológicas negativas.

En el caso de que nuestra cubierta no esté en buenas condiciones, es más que probable que se nos cuele el frío y la lluvía, haciendo también que perdamos la energía y temperatura que tenemos en el interior de la vivienda.

Hay que destacar el hecho de que, en el caso de que nuestro tejado no esté en buenas condiciones, también nos exponemos a problemas mayores. Generalmente, tanto el frío como la lluvía desgastan poco a poco los materiales que hay en la cubierta. Si los mismos ni siquiera están en buenas condiciones, se deteriorarán y darán facilidades para que la lluvia o incluso animales salvajes e insectos se cuelen en el interior. Como ya podéis suponer, los daños que se extraen de este tipo de situaciones pueden llegar a ser especialmente graves.

Lo más recomendable es realizar periódicamente ciertas labores de mantenimiento sobre los tejados. Estas tareas no solo evitarán que haya problemas más grave, permitiendo detectar posibles deficiencias en poco tiempo, sino que, visualmente, hará que nuestras viviendas sean más agradables de mirar. Recordad que, en el caso de detectar algún tipo de problema, es más que recomendable subsanarlo cuanto antes.

Entre los servicios que ofrece Jatrian se encuentran las reformas y mantenimientos de tejados y cubiertas. Por lo tanto, si necesitáis realizar algún tipo de tarea sobre esta parte de la casa, podéis poneros en contacto con nosotros con el fin de conocer en qué os podemos ayudar.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.