Blog

Piscinas, tipos y materiales de construcción disponibles

Piscinas

Seamos claros: con la llegada del verano, mucha gente quiere montarse su propia piscina. De hecho, muchas de las personas que solicitan este tipo de construcciones poseen a su vez algún tipo de terreno en el que pueden crear grandes zonas de ocio. Pero hay algunas dudas que conviene responder antes de lanzarse a la construcción de una o varias piscinas, por muy sencillas que seas.

En este sentido, vamos a ver qué tipos de piscinas, tanto por su construcción, como por el tipo de material que se utiliza con el fin de ponerlas en marcha, existen en el mercado. Estos dos factores son extremadamente importantes, si queremos darnos un baño sin mayores problemas.

Según su construcción, las piscinas pueden tener tres tipos:

  • Piscinas de obra: que a la vez son las que más resisten y más tiempo duran. De hecho, la gente que las hace así se alegra debido a que pueden personalizarlas de infinidad de maneras diferentes. Lamentablemente, al ser personalizables, también pueden acarrear más tiempo de construcción y, por lo tanto, un precio mayor del esperado. En todo caso, el coste merece la pena.
  • Piscinas prefabricadas: como su nombre indica, se trata de piscinas que ya han sido fabricadas con anterioridad, y que solo necesitan ser colocadas en su lugar correspondiente. Esto es a la vez una ventaja, ya que en 48 o 72 horas se pueden instalar con total eficiencia. Hay que tener en cuenta que estas piscinas no se pueden personalizar, aunque sí es posible echarle el guante a un amplio catálogo de acabados y formas. No hay que olvidar que no son tan duraderas como las piscinas de obra, aunque a la vez sus resultados pueden llegar a ser bastante buenos.
  • Piscinas desmontables: las piscinas desmontables son piscinas que se pueden poner o quitar cuando queramos. En este tipo las hay de muchos tamaños, entre los que podemos elegir el que queramos. Incluso se pueden instalar aquellas que sean para jardines o grandes superficies. Suelen ser las piscinas más baratas, aunque no hay que recordar que su calidad suele ser la más baja, de todos los tipos que hemos mencionado.

Piscinas, según el material que se usa para su construcción

Piscinas

El material que usemos para la construcción de la piscina también es esencial, ya que será el que añada todas las características de duración y fortaleza a la zona.

En cuanto a las piscinas, hay varios materiales que han obtenido gran popularidad entre las personas que las construyen: el hormigón, el acero y la fibra de vidrio. Como supondréis, se trata de materiales diferentes, cada uno con sus propias características.

Primero vamos a ver el hormigón, sin duda el material más resistente que podemos utilizar. Dispone de una gran cantidad de opciones de personalización, aunque a la vez nos volvemos a encontrar con el problema del tiempo: una piscina de tamaño pequeño o mediano tardará aproximadamente entre 30 y 60 días en ser construida. Además, con el paso de los años no hay que descartar la aparición de fugas y fisuras que podrían requerir de mantenimiento. Los costes de construcción también pueden llegar a ser elevados.

El acero sigue ganando peso al propio hormigón, ya que soporta mejor el paso del tiempo, tolera los movimientos de terreno y tiene un montaje bastante sencillo y rápido. Además, volvemos a tener la posibilidad de la personalización. Hay que destacar sus desventajas principales: se pueden decolorar por el sol, y a la vez el montaje se tiene que realizar por auténticos profesionales, ya que el mismo requiere de precisión. Eso sí, una correcta colocación nos permitirá disfrutar de nuestra piscina durante años.

Finalmente tenemos que destacar la fibra de vidrio, un material que se caracteriza por ser bastante económico, con una estanqueidad del agua del 100%. Además, manejar la fibra de vidrio es fácil, lo que también hace más sencillo el mantenimiento. En este caso tenemos que eliminar la personalización y destacar el tiempo de montaje, el cual es mínimo. Aunque, eso sí, aparece de nuevo la decoloración por el sol, y la imposibilidad de pintar la superficie. En todo caso, existen maneras profesionales de recuperar el color de las piscinas.

¿Cuál es el mejor material?

Piscinas

Llegamos a la pregunta que se hace todo el mundo antes de construir una piscina. Una duda muy difícil de responder, ya que todo depende del presupuesto disponible, el espacio, la capacidad de personalización y, por supuesto, la capacidad de mantenimiento que podamos darle a las piscinas. Todos estos factores se deben comprobar antes de elegir tanto el tipo de piscina como el material de construcción. Aunque, en todo caso, tenemos que decir que en Jatrian tenemos experiencia con todo tipo de piscinas, por lo que podemos ayudar al respecto.

Si queréis construir una piscina propia, lo mejor es ver las características que se desean y a la vez los recursos disponibles. De esta manera se podrá llegar a una conclusión definitiva. Os animamos a poneros en contacto con nosotros con el fin de despejar todas las incógnitas que existan.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.