Blog

Qué es el poliéster reforzado con fibra de vidrio

Poliéster reforzado con fibra de vidrio

El poliéster reforzado con fibra de vidrio ha adquirido durante los últimos meses una popularidad bastante interesante en la realización de construcciones y reformas. Sin duda, sus características han tenido algo que ver, ya que conforma una combinación de funciones que sirven en la mayoría de situaciones para las que se emplea.

Tal y como su nombre indica, este componente se establece gracias al uso de tres materiales:

  • Poliéster, un plástico procedente del petróleo, pero que en este caso adquiere otras características.
  • Fibra de vidrio, se trata de un vidrio fundido e hilado gracias al que se consigue una tela bastante flexible.
  • Refuerzo, un proceso en el que se une la fibra de vidrio con al resina con el fin de que el resultado sea mucho más resistente y de mayor calidad.

Tal y como se puede extraer de los materiales que hemos mencionado, el poliéster reforzado con fibra de vidrio es un elemento resistente, duradero y muy ligero. Además, su manejo es bastante simple, logrando su establecimiento en construcciones con poco esfuerzo.

Características más destacadas del poliéster reforzado con fibra de vidrio

Poliéster reforzado con fibra de vidrio

Las características del poliéster reforzado con fibra de vidrio son simples, pero muy útiles en cualquier construcción o reforma.

Por un lado, es un material con mucha resistencia a la corrosión y humedad, con un peso de 1.8/dm3. Además, sus características químicas logran que sea inerte a diferentes compuestos, por lo que no le afecta la corrosión. Tampoco le afecta la corrosión electroquímica, con resultados muy buenos en este sentido.

Finalmente, hay que destacar algunas características que derivan de determinados materiales, incluidos en el poliéster reforzado con fibra de vidrio:

  • El vidrio proyectado consigue una resistencia a tracción del elemento de hasta 500 kg/cm2. La cifra es de hasta 000 kg/cm2 con el uso de vidrio unidireccional.
  • Gracias al uso de resina, se consigue resistencia a temperaturas extremas.

También hay que destacar que, mientras que el laminado se puede establecer de diferentes maneras, según lo que se quiera conseguir, la cantidad, dirección y grosor de las fibras permiten a su vez laminar (valga la redundancia) el poliéster reforzado con fibra de vidrio de diferentes maneras. Hay que tener en cuenta que se pueden modificar estas características según lo que se quiera conseguir. En todo caso, los resultados suelen ser bastante buenos.

Ventajas del poliéster reforzado con fibra de vidrio

Viendo las características que tiene el poliéster reforzado con fibra de vidrio, es evidente que sus ventajas no se pueden olvidar: es un material ligero, muy duradero gracias a su calidad, resistente, con aislante eléctrico y, en cuanto a su diseño, con una gran versatilidad. No hay duda de que para conseguir determinados resultados es conveniente moldear el elemento de diferentes maneras. Aunque, en todo caso, se trata de una tarea más o menos sencilla.

Teniendo en cuenta todas las características del poliéster reforzado con fibra de vidrio, está claro que estamos ante un material que cada vez se usa más en todo tipo de construcciones y reformas. En los trabajos de Jatrian ya tiene bastante presencia.

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.